Residencia de mayores Santa Bárbara FUNDAZ
Contribuimos al bienestar de las personas mayores
Inicio > Noticias

Noticias

Nuestra señora del Pilar en Santa Bárbara

Nuestra señora del Pilar en Santa Bárbara

Llegó 2020 y desde luego que este bisiesto va a ser difícil de olvidar por ser sencillamente diferente, para todo y para todos.

Y ni la Virgen del Pilar se ha librado de sufrir las consecuencias de la Covid 19. Este año le contaron que no iba a tener su tradicional ofrenda de flores en que todos los años medio millón de personas, si no más, venidos desde distintas partes de España, y hasta del mundo, unían sus diferencias, sus culturas, sus ideologías, sus creencias, sus vestimentas y hasta sus vidas por un rato, y se presentaban ante ella con sus flores, sus oraciones, sus miedos, sus esperanzas y de nuevo, su vida.

Y es que Nuestra Señora del Pilar es Virgen de Primera División o de Champion: Patrona de la Guardia Civil, será por ello su vocación de servicio al prójimo y de cuidado de todos, Patrona de Zaragoza, Patrona de España y por ende de toda la Hispanidad, pero hasta para ella este año ha sido diferente.

En Santa Bárbara no queríamos que la Covid ganara la batalla, así que celebramos nuestras no fiestas del Pilar con los que más queremos, nuestros residentes, e intentamos que el 12 de octubre volviera a ser un día realmente especial para ellos.

Desde el comienzo de la mañana se respiraba algo diferente en la residencia. La alegría se notaba en el ambiente; las jotas sonaban suave pero constantemente a través de los altavoces, los auxiliares y el resto del equipo llevaban puesto un cachirulo, la cocina olía como siempre de maravilla, pero era un olor conocido, un olor de los de siempre, había menú especial: hojaldre de marisco, jarretes y sorbete de limón. El equipo de cocina una vez más estando a la altura y haciendo disfrutar a nuestros residentes como sólo ellos saben, a través del paladar.

Y comenzaba la tarde cuando aún quedaba alguna sorpresa. Algunos miembros del equipo directivo de Fundaz, y por supuesto Elena, la directora de Santa Barbara, se vistieron con sus mejores galas de baturras y fueron llevando a todos y cada uno de los residentes un clavel y una medida de la Virgen del Pilar a sus habitaciones, a los salones o donde se encontrarán pasando la tarde.

Momentos enternecedores sin duda donde algunas residentes recordaban sus años jóvenes cuando ellas mismas se vestían para pasar en la ofrenda o cuando vestían a sus hijos o incluso a sus nietos. Otras tocaban las telas o miraban cómo estaban confeccionados los trajes y recordaban cuando a ellas no les costaba enhebrar las agujas. Momentos bonitos, momentos diferentes, para ellas, para nosotros sin duda.

Y al final la Virgen pudo tener su ofrenda, más pequeña, más sencilla, pero su merecida ofrenda. Algunos residentes salieron a la entrada donde se había colocado una silueta de la Virgen con su manto y la fueron llenando de claveles, rojos y blancos y ahí quedó con sus flores, sus oraciones, sus miedos, sus esperanzas y en parte, su vida.

¡Viva la Virgen del Pilar!


Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Residencia Santa Bárbara por el cuidado de las personas

Residencia Santa Bárbara por el cuidado de las personas

Adoptando todas las medidas posibles contra la Covid 19

En Residencia Santa Bárbara sabemos que lo primero son nuestros residentes y trabajadores, por ello desde el comienzo de la pandemia de la Covid 19 hemos sido muy exigentes con las medidas de seguridad para prevenirlo. Los meses transcurridos y la experiencia adquirida nos mantienen en la creencia de que toda exigencia y rigurosidad en la protección es poca para frenar y prevenir la expansión de la Covid 19 y no podemos bajar la guardia.

Desde que empezó la pandemia comenzamos a tomar temperatura y saturación varias veces al día a todos los residentes, a todo el personal de la residencia y a todas la visitas o gremios que entraran en nuestras instalaciones. Para ello adquirimos termómetros digitales sin contacto y varios oxímetros. Además, elaboramos un documento de registro de todas las visitas que en un momento dado permitiera seguir la trazabilidad.

Repartimos dosificadores de gel hidroalcohólico por todas nuestras instalaciones, colocamos toallitas desechables en todas las habitaciones y servicios para el continuo lavado de manos y dispusimos carteles informativos plastificados siguiendo las instrucciones que en todo momento han dado las autoridades sanitarias. Sumamos otras medidas como el distanciamiento del mobiliario de salones tras la reubicación de los mismos, la colocación de mamparas protectoras tanto en la propia recepción como en las mesas en que se establecieron las visitas...

Respecto a los residentes:

El 13 de marzo cerramos puertas a las visitas para proteger a nuestros mayores, que como bien se ha demostrado es una de las poblaciones más vulnerables a este virus. Recluimos a los residentes en sus habitaciones para evitar el contacto social y minimizar los riesgos de contagio, si bien dotamos sus habitaciones de algunos elementos que permitieran mejorar la calidad de vida y la comodidad como sillones relax o mesas portatiles.

Los residentes además pasaron a comer en sus habitaciones. La comida se elaboraba en cocina como siempre, pero se servía en bandejas de acero de catering en todas las habitaciones para evitar de este modo circuitos comunes y contacto social.

Respecto a los trabajadores:

Ya en el mes de marzo nos proveímos de mascarillas de distintos tipos para todo el personal de la residencia, así como de pantallas y gafas protectoras, batas desechables, guantes, gorros y calzas. Además, se reforzaron los protocolos de desinfección y limpieza siguiendo las instrucciones tanto de la UME, que por dos veces desinfectó la residencia, como del departamento de sanidad y ciudadanía con los que hemos trabajado estrechamente. Actualmente, independientemente de los EPI´s de uso diario, tenemos en stock el material necesario para que todo el personal de la residencia pueda protegerse en su trabajo por un periodo de 2 meses.

En el último mes se ha incorporado una medida de seguridad adicional, una cámara termográfica, que vinculada al sistema de apertura de puertas detecta si una persona registra la temperatura normal y si va dotada de mascarilla antes de que se pueda acceder a la residencia. Tecnología al servicio de la protección y del cuidado de la salud.

Y seguiremos trabajando por y para la prevención, porque ellos, nuestros mayores, se lo merecen.

Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Programa de mentorización en Residencia Santa Bárbara

Programa de mentorización en Residencia Santa Bárbara

Innovando para convertir espacios en hogares

En la Residencia Santa Barbara sabemos que nuestros mayores son lo más importante, somos conscientes de la importancia de los cambios en la tercera edad; por ello hemos establecido un programa de mentorización en el que nos implicamos todos, trabajadores, técnicos, residentes más veteranos de la casa…. El objetivo, transformar y convertir la residencia en un hogar.

El programa lo desarrollamos en dos fases:

En la primera:

  • Con una duración aproximada de 15 días, un técnico del equipo (gobernantes, trabajador social, terapeuta ocupacional o fisioterapeuta) se ocupa de tutelar y visitar a diario al residente de nuevo ingreso, así como de realizar llamadas o videollamadas a su familia y guiarle por el centro mostrando las distintas alternativas y actividades que puede realizar en el mismo.

En una segunda fase:

  • Con una duración de otros 15 días aproximadamente, es un residente valido y cognitivamente en buen estado quien se encarga de acompañarle, durante un rato cada mañana y cada tarde por el centro, explicándole las dinámicas, recordándole horarios o rutinas, pero sobre todo fomentando la comunicación y las relaciones sociales con el resto de los residentes, siempre dentro de su unidad de convivencia.

Con este programa se pretende que el residente de nuevo ingreso se sienta poco a poco integrado en la vida de la residencia, que se sienta apoyado, aconsejado y poco a poco querido e incluido en un nuevo grupo; para el residente que tutoriza a su compañero, el acompañamiento y la responsabilidad que esto supone son un estímulo vital y un refuerzo de su autoestima y de potenciación de los muchos valores con los que ya cuentan.

Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Inicio - La residencia - Servicios - Infomación e inscripciones - Noticias - Actividades - Galerías - Voluntariado - Contacto - Aviso legal y Política de Cookies

Residencia Santa Bárbara FUNDAZ    -    C/ Un americano en París - 50019 Zaragoza    -    Email: info@residenciasantabarbarafundaz.org    -    Teléfono: 976 95 80 75

USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información