Objetivos de Desarrollo Sostenible
976 95 80 75    Envíenos un email
Inicio > Noticias

Noticias

Página 1 2 >

El pincho de la esperanza

18 / 01 / 2021

El pincho de la esperanza

Y por fin ha llegado.

Teníamos muchas ganas de poder contaros que esta semana ha llegado la vacuna para prevenir la Covid 19 a la residencia Santa Bárbara. Han sido dos días de ver a personas con el jersey o la camisa remangada y un algodón puesto un ratito, pero ya está, ya ha pasado y estamos todos contentos y nos encontramos estupendamente.

Con algunos nervios, pero también con ilusión y sobre todo con mucha esperanza, 140 personas entre residentes y trabajadores hemos recibido la primera dosis de la vacuna, la mejor manera de enfrentarse a esta pandemia que ha marcado nuestras vidas.

Ya queda menos, todavía queda, pero ya queda un poco menos, ahora toca no relajarse, seguir cuidándose guardando bien el distanciamiento social, seguir extremando las medidas de higiene, llevar siempre la mascarilla correctamente colocada, seguir ventilando y en resumen, seguir cumpliendo todas esas medidas que ya hemos introducido en nuestras rutinas diarias, que a veces molestan, pero que nunca mejor dicho, nos dan vida.

Y en 21 días daremos otro pasito más, tocará de nuevo volver a ver jerséis o camisas remangadas, volverá algún nervio, pero sobre todo mantendremos la ilusión y la esperanza mientras recibimos esa segunda dosis y entonces, también entonces, volveremos a decir, ya queda menos, porque entonces, de verdad, volveremos a estar más cerca de que todo esto acabe.

Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

De sabores, olores y costumbres de siempre

11 / 01 / 2021

De sabores, olores y costumbres de siempre

En Santa Bárbara seguimos sumando, hemos sumado un año más, ya estamos en el 21, pero es que estamos que no paramos y no dejamos de celebrar cada día.

Como hemos sido tan buenos, hemos tenido regalos, muchos regalos en este comienzo de año; el primero de todos, la visita de una preciosa y graciosa castañera con la que pudimos conversar e intercambiar vivencias de cuando éramos niños y nuestros padres nos mandaban con dos pesetas a por un cucurucho de castañas y corríamos de vuelta a casa con las manos calientes y ese olor tan rico embriagándonos, que pasen los años que pasen ninguno olvidamos.

El segundo una chocolatada en toda regla, con sus bizcochitos de soletilla blanditos, blanditos para untarlos y llevárnoslos a la boca dulces, calentitos y ricos, ricos con fundamento. Tarde fría de invierno endulzada y alegrada sin duda con una merienda diferente en la que además de los dulces hemos podido compartir la alegría con nuestras auxiliares.

El tercero sí que no lo esperábamos, no olíamos nada en los fogones de Rosa y Marisa, y es que SS.MM. los Reyes Magos nos han visitado en Santa Bárbara. Han sido silenciosos, han venido mientras dormíamos y a todos los habitantes de Santa Bárbara nos han dejado unos calcetines nuevos de preciosos colores y una carta.

Sí, una carta como las de antes, de las que se escribían con lápiz y papel y con el corazón. Los alumnos de un instituto que nos ven cuando pasan de camino a sus clases nos han querido felicitar estos días y el nuevo año, y cada uno de ellos ha escrito una carta para uno de nosotros.

Ellos han definido su actividad como “La caja de las palabras mágicas”, sin duda la magia ha vuelto a hacer de las suyas y ha hecho que estos días sean aún más especiales.

Hace poco que hemos empezado el año y la de sorpresas que llevamos, la última, la visita de una tal Filomena que ha cubierto todo de blanco y ha dejado unas postales preciosas.

Que el dicho de año de nieves, año de bienes se cumpla y todo esto no sea sino el principio de una gran celebración, la de la vida misma.

Sigamos sumando

Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Hasta siempre 2020, bienvenido 2021

05 / 01 / 2021

Hasta siempre 2020, bienvenido 2021

Otro año que se ha ido, éste se ha empeñado en que lo despidiéramos con ganas, que todo el mundo deseáramos que terminase y es que hay años y años, y 2020 ha sido de los que difícilmente olvidaremos.

Comenzaba con muchas esperanzas e ilusiones, como todo lo nuevo, además bisiesto, había una oportunidad más a sumar a los 365 restantes, pero allá por el mes de febrero algo comenzaban a contarnos de un virus que venía de China, contagioso y peligroso como ninguno conocido hasta el momento, pero que extrañamente, por otro lado, moría con agua y jabón.

Y 2020 fue el año de la información y de la desinformación; todo el mundo hablaba, todo el mundo conocía, todo el mundo decía y comentaba, al mismo tiempo que todo el mundo ignoraba.

La curva subía, la curva bajaba, la curva alcanzaba su pico, la curva... Por un momento parecíamos vivir un déjà vu, con lo que en tiempos de la crisis fue la prima de riesgo, ahora era la curva, esa maldita curva….

Y ese pequeño virus seguía llenando titulares, portadas y cabeceras de telediario, terrazas y balcones de las casas. pero al mismo tiempo, vaciaba calles, vaciaba comercios, oficinas, fábricas, vaciaba almas, familias y vidas.

En Santa Barbara, como en el resto de residencias, dejó de haber tanto ruido, las visitas pasaron a ser más contadas porque lo primero son nuestros residentes y había que protegerlos por encima de todo.

Las auxiliares y trabajadores suplían con sus muestras de afecto y cariño la cercanía de los familiares y sus sonrisas seguían estando, pero ya no dejaban verse en las comisuras de los labios, ahora eran las miradas las que lo decían todo.

Llegó el calor y con él esa nueva normalidad, extraña, pero normalidad según dicen. Y es que en nuestros genes latinos viajan los besos, los abrazos, las palmadas, los gestos de complicidad y esto de encontrarse y saludarse con el codo, con el pie, o tan sólo con la cabeza nos cuesta, nos cuesta mucho, pero protege y es lo que toca, es lo que hay.

Y, así las cosas, como si nos lo hubieran arrancado del calendario, entre confinamientos, encierros, hidrogeles, mascarillas, aplausos, distancias y demás restricciones, que 2020 se nos ha ido y con él algunas de aquellas esperanzas e ilusiones, que en realidad no se han ido, simplemente las hemos guardado para este 2021 que acabamos de empezar, que si bien no tiene esa oportunidad extra, tiene las suficientes para sentir y disfrutar la vida con la pasión y la ilusión que se merece.

Y es que la vida sólo es para eso, para ser vivida.

¡Feliz 2021!

Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Iniciativa solidaria Con Gusto

28 / 12 / 2020

Iniciativa solidaria Con Gusto

Fundaz, el ayuntamiento de Zaragoza y varias residencias para la tercera edad, se movilizan por las personas mayores que sufren la soledad

  • A este gesto solidario se unen la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, varias fundaciones, el Grupo HENNEO, la Corporación de Radio y Televisión Aragonesa y varias empresas privadas Zaragozanas.
  • La acción consiste en llevar a 200 domicilios de personas mayores desfavorecidas y que viven en soledad, la comida del día de Reyes.
  • Se pretende no solo alegrar ese señalado día, sino enviar un mensaje claro a la población a través de una campaña en redes y medios de comunicación, para que no se olviden de este colectivo y que la soledad no sólo la sufren en Navidad.

Residencias de mayores, instituciones y empresas se unen para concienciar a la sociedad zaragozana del problema de la soledad agravado por la pandemia.

Como continuación a la iniciativa que el Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza llevara a cabo el pasado año reuniendo a cenar el día de Nochebuena a 120 personas que vivían solas en el centro Lain Entralgo, Fundación Asistencial Agustina Zaragoza, Fundación Anagan, Fundación Memora, junto a las residencias de mayores Santa Bárbara, San Felipe Neri, Grupo Los Maizales y Grupo Parque Dorado, e importantes empresas y entidades del sector empresarial y social de la ciudad, toman el relevo de la acción adaptándolo a la nueva normalidad.

Tanto el Excelentísimo Ayuntamiento de Zaragoza como la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales apoyan este pequeño gesto porque como buenos conocedores de la realidad de la sociedad zaragozana, saben que la solidaridad es cuestión de sumas y quien suma, siempre gana.

Este año serán 200 las personas que el día de Reyes recibirán en sus domicilios una comida especial que dos conocidos cocineros de la ciudad, Manuel Barranco (Chef Manolito) y Manel, del Restaurante Aura, habrán preparado en sus fogones junto a los jefes de la cocina de las citadas residencias y serán auxiliares de geriatría de esas mismas residencias los que voluntariamente irán de casa en casa repartiendo la comida para que el día de Reyes ellos también sientan que la magia existe.

El menú que van a disfrutar estas 200 personas va a consistir en:

  • Primero: Torta de Hojaldre con piperada, brotes y ahumados.
  • Segundo: Merluza con almejas en salsa verde.
  • Postre: Pannacotta con compota de piña.

Se trata de un menú que refunde algunos de los platos que suelen servirse en las residencias participantes en los días festivos o especiales, como en este caso el día de Reyes.

Los productos para su elaboración los cede gratuitamente una de las principales empresas proveedoras de las mismas residencias, Central de Compras Cafer, y gracias a la cesión de la cocina e instalaciones del complejo de restauración Aura, y gracias a su gerente Iván Acedo, conocido tanto por su actividad como por su participación en diversas causas solidarias en nuestra ciudad, la elaboración y su posterior envasado, va a ser posible.

De la logística del trasporte se ocupará la Fundación La Caridad vinculada al ayuntamiento de Zaragoza y que realiza a diario una encomiable acción solidaria con colectivos necesitados de nuestra ciudad. El traslado se realizará en vehículos frigoríficos para mantener todas las condiciones de seguridad alimentaria y no romper la cadena de frío.

La soledad es la nueva pandemia del siglo XXI. El individualismo, las prisas y el egoísmo se impone en muchas ocasiones, pero ellos nos han dado mucho; han construido la ciudad y la sociedad en que vivimos con su esfuerzo, su sacrificio y sus valores, por eso no podemos, no debemos mirar para otro lado. Debemos mirarlos, cuidarlos y sobre todo acompañarlos, porque la soledad no se vive sólo en estas fechas, se vive y sufre todo el año y esta pandemia, con sus nuevas costumbres y hábitos sanitariamente aconsejables, con sus confinamientos, con sus distancias sociales, con su tristeza, al fin y al cabo, no ha hecho más que ahondar en una mayor soledad a las personas.

Con esta acción somos muchos los que nos unimos y solidarizamos con las personas mayores que sufren la soledad y empresas o entidades tan arraigadas como Freixenet, Frutos Secos El Rincón, Alphabet capital, Cepyme, ASAPME o Pensium se unen también a esta acción aportando, entre otras cosas, la visibilidad que a través de sus medios y RR.SS. pueden dar a este gesto solidario, que no pretende sino concienciar de la difícil situación por la que atraviesan muchos de nuestros vecinos.

El día 5 de enero 200 personas mayores se sentirán un poco menos solas, al abrir la puerta se encontrarán a auxiliares de geriatría voluntarios, ofreciéndoles un menú especial, una sonrisa, un poco de conversación y lo más importante, la sensación de que alguien se vuelve a preocupar por ellos. Y es que no olvidemos que ellos, los auxiliares, han sido los héroes y heroínas olvidados en esta pandemia, esta vez, de nuevo sin capa, volverán a brillar.

Además, la suma de apoyos va a permitir que junto al menú del día de Reyes cada persona mayor reciba un pequeño detalle cedido por Aragón TV y gracias al proyecto “La caja de las palabras mágicas” que la Consejería ha puesto en marcha este año, cada persona mayor va a recibir una felicitación, un dibujo, una carta, unas líneas que le recuerden que alguien piensa en ella y aún en la distancia, la apoya. Se trata de un bonito proyecto por el que muchos colegios e institutos se hermanan con los colectivos más débiles y les muestran su apoyo a través de cartas que realizan sus alumnos y se entregan en residencias como símbolo de apoyo y recuerdo.

Y que acciones como esta nos sensibilicen y conciencien, a los que trabajamos cerca del área de mayores y a los que no, de lo que le pasa a muchas personas que tenemos cerca y que no miremos para otro lado.

Una palabra, una sonrisa, un café de 5 minutos, un “te bajo a comprar el pan”, no son nada, pero en el fondo son un día menos de soledad.


Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Celebración del día de nuestra patrona, Santa Bárbara

09 / 12 / 2020

Celebración del día de nuestra patrona, Santa Bárbara

El pasado viernes 4 de diciembre tuvimos ocasión de celebrar, un año más, el día de Nuestra Patrona, Santa Bárbara.

Desde primera hora de la mañana el ambiente festivo se respiraba en la residencia.

El himno sonaba por los altavoces suavemente, los fogones volvían a embriagar la residencia de olores conocidos que abrían el apetito y aquéllos que en sus años jóvenes habían sido artilleros volvían a recordar sus hazañas y aventuras mientras seguían entonando y tatareando por lo bajo, volvían a ser artilleros, volvían a tener ese brillo en los ojos que da la juventud, que da la vida.

La comida deliciosa como todos los días, comida rica, comida de casa, pero los días de fiesta más. Menú especial, en Honor a Santa Bárbara: Coctel de marisco, lomo relleno con salsa de setas y profiteroles de crema sobre una base de chocolate caliente, sencillamente delicioso.

Los trabajadores que estaban en turno también han disfrutado y el resumen es sencillo; el equipo de cocina nuevamente ha sido el ganador.

Tras un ratito de descanso continuaba la celebración y como en esta residencia nos gusta sumar, esta vez se ha sumado la Comunidad religiosa del Colegio Santa María del Pilar – Marianistas, que han preparado y celebrado la Eucaristía en Honor a Santa Bárbara y como los tiempos cambian, y la pandemia parece que ha impulsado a gran velocidad estos cambios, nos la han retrasmitido en streaming y la hemos podido seguir en todos los salones a través de las televisiones.

A vinos nuevos, odres nuevos oía de pequeño decir a los mayores…

Y el día de nuestra patrona iba cediendo horas a la tarde noche con un precioso, pero frio atardecer que se podía contemplar desde la entrada a la residencia.

Y es que nuestra residencia no sólo está estratégicamente situada entre las vías del tranvía proporcionando una gran accesibilidad, sino que, además, está estratégicamente situada para poder observar unos prometedores amaneceres y unos espectaculares atardeceres…, pero de esto ya hablaremos otro día.

Por último, permítanme que les dé un consejo; estén atentos, cuídense y sean felices y no se acuerden de Santa Bárbara sólo cuando truene…


Compartir en Google Plus Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Página    1 2 >

Inicio - La residencia - Servicios - Infomación e inscripciones - Noticias - Actividades - Galerías - Voluntariado - Contacto - Aviso legal y Política de Cookies

Residencia Santa Bárbara FUNDAZ    -    C/ Un americano en París - 50019 Zaragoza    -    Email: info@residenciasantabarbarafundaz.org    -    Teléfono: 976 95 80 75

USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información